Productos 

Apio: Es una de las verduras que más propiedades medicinales posee, por tal motivo se usa en la medicina naturista. Se puede ingerir crudo, cocido o su jugo.

Es una verdura “equilibrante”. Ayuda al cuerpo a deshacerse de impurezas a través de su función diurética (por su contenido en un aceite volátil, el apiol). Ayuda a la formación del esmalte dentario. Disminuye las enfermedades hepáticas, combate las infecciones, ayuda a la eliminación de cálculos renales, mejora la memoria y en uso externo suele comportarse como un cicatrizante. 
 

Acelga: La acelga es una de las verduras más abundantes en folatos, con cantidades sobresalientes de beta-caroteno (provitamina A) y discretas de vitamina C. Sus hojas verdes más externas son las más vitaminadas.

Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis del material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

La acelga goza de numerosas aplicaciones medicinales, por ser emoliente, refrescante, digestiva, diurética, diaforética y nutritiva. Se emplea con éxito la decocción de las hojas en las inflamaciones de la vejiga y contra el estreñimiento. Igualmente presta valiosos servicios en las hemorroides y en las enfermedades de la piel. 
 

 

 Calabacín –Pepino:  El pepino no contiene grasa y es bajo en calorías y colesterol, tiene abundantes mucílagos, esencia, vitamina C, carotenos, aminoácidos, celulosa.
El pepino es muy utilizado en la medicina, por sus cualidades emolientes, calmantes y refrescantes y sobretodo alcalinizantes. El pepino es bueno en tiempos de calor, especialmente en verano, gracias a su enorme contenido de agua, buena para la sed y para la acción intestinal, refresca la sangre y tiene un efecto purificador sobre los intestinos
 
 Champiñón: El champiñón común tiene un sabor neutro y delicado, con un aroma ligeramente nogado. Es popular en gastronomía y de escaso rendimiento calórico, conteniendo alrededor de 20 calorías cada 100 gramos. Es relativamente rico en fibra alimentaria, así como en vitamina B6, vitamina C, vitamina D, potasio y niacina  
 Espinaca: Es un excelente recurso natural de vitaminas, fibras y minerales, que en comparación con las carnes, aporta pocas calorías y no contiene grasas. Es un vegetal con propiedades antioxidantes que nos protegen del daño celular. Sus tallos son más ricos en fibra que las hojas  
 Zanahorias: Es una hortaliza que se pueden consumir de muy diversas formas, crudas, cocidas, fritas o al vapor.   Su característico color naranja se debe a la presencia de carotenos, entre ellos  la pro-vitamina A, un compuesto antioxidante que se transforma en vitamina A la cual sirve para la vista una vez que entra en nuestro organismo. Asimismo, es fuente de vitamina E y de vitaminas del grupo B. En cuanto a los minerales, destaca el aporte de potasio, y cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.

 

 
 Pimiento: Es un alimento rico en vitamina C y tiene una alta cantidad de vitamina A. Se le atribuyen poderes estimulantes, digestivos, cardiovasculares y desinfectantes. Gracias a uno de sus componentes, un alcaloide llamado capsaicina, nos producen la generación de endofinas en el cerebro y de saliva, por lo que es un buen digestivo.
 Lechuga: Tiene muy poco valor nutritivo, con un alto contenido de agua (90-95%). Es rica en antioxidantes, como las vitaminas A, C, E, B1, B2, B3, B9 y K; minerales: fósforo, hierro, calcio, potasio y aminoácidos. Las hojas exteriores más verdes son las que tienen mayor contenido en vitamina C y hierro.   Son utilizadas en infusión como un ansiolítico moderado que facilita el dormir.

 
                     

 

 Cebolla: Contiene Fósforo, Silicio, y las vitaminas A, B, C, más los beneficios del  azufre, hierro, yodo, el potasio, y dosis moderadas de sodio.

Posee una potente acción contra el reumatismo. Esta disuelve el ácido úrico (responsable de la enfermedad de la gota, que afecta a los riñones y las articulaciones), lucha contra las infecciones gracias a sus sales de sosa y su potasa, que alcalinizan la sangre.

Ayuda a prevenir la osteoporosis, protege al sistema cardiovascular. Eficacia demostrada sobre el sistema urinario y sobre la próstata.
 
 Ajo: Es un condimento para comidas, eficaz como antibiótico, combatiendo numerosos hongos, bacterias y virus. Reduce la presión arterial y el colesterol; incrementa el nivel de insulina en el cuerpo; controla los daños causados por la arterioesclerosis y el reumatismo. También se relaciona con la prevención de ciertos tipos de cáncer, ciertas complicaciones de la diabetes mellitus, en la reversión del estrés y la depresión.  
 Repollo: El repollo es un vegetal rico en vitaminas y sales minerales especialmente calcio, hierro, fósforo y potasio, es un buen alimento, especialmente para los desnutridos, anémicos y debilitados. Entre otras propiedades es antianémico, antiescorbútico e hipoglucemiante,  purifica el organismo, retarda el envejecimiento, regulariza el hígado e intestinos y alivia los dolores reumáticos.  
 Coliflor: Su principal componente es el agua y es un alimento de escaso aporte calórico ya que presenta un bajo contenido de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Sin embargo se la considera una buena fuente de fibra dietéticaVitamina B6ácido fólicoVitamina B5, así como pequeñas cantidades de otras vitaminas del grupo B y minerales (sobre todo potasio y fósforo).

Tiene propiedades diuréticas, debido a su elevado contenido en agua y potasio y bajo aporte de sodio. El consumo de esta verdura favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo y resulta beneficiosa en caso de hipertensiónretención de líquidos y oliguria 

 
 Remolacha: Es una hortaliza muy energética que es muy aconsejada en casos de anemia, enfermedades de la sangre y convalecencia debido a su alto contenido en hierro, también es rica en azúcares, vitaminas C y B, potasio y carotenos. La azúcar contenida en la remolacha es la sacarosa,  ingerir medio litro de jugo de remolacha al día reduce la hipertensión arterial  
 
Berenjenas: Su valor energético y nutritivo es pequeño comparado con otros frutos, verduras y hortalizas. Contiene escasas vitaminas, hidrocarbonos, proteínas y minerales, siendo el componente mayoritario en su peso el agua, en un 92% de su composición.
Tiene vitaminas A, B1, B2, B3, C y folatosEn medicina popular se emplea el fruto para favorecer la diuresis, coleresis, catarsis, reducción de colesterol y en disquinesias biliares
 
 
Tomate: La mayor parte de su peso es agua y el segundo constituyente en importancia son los hidratos de carbono. El tomate es una fuente importante de ciertos minerales (como el potasio y el magnesio). De su contenido en vitaminas destacan la B1, B2, B5 y la C. La vitamina C y el licopeno son antioxidantes con una función protectora del organismo humano. Durante los meses de verano, el tomate es una de las fuentes principales de vitamina C. 
 
 Brócoli:   Tiene propiedades anticancerígenas, antianémicas, previniendo la gastritis y reduce la función tiroidea, puede funcionar como antibiótico, combatiendo bacterias causantes de úlceras, depura el hígado. El brócoli tiene muchas minerales y vitaminas como la C, A. También es fuente de calciopotasiofósforo, hierro, vitaminas B1, B2, B6, yodo, cinccobre y manganeso.

 
 Papa: Es un tubérculo antioxidante y anticancerígeno que tiene muchos usos medicinales. Entre ellos se usa para tratar los cálculos al riñón, los males a la próstata, la gastritis y las hemorroides, ayuda a la cicatrización de la heridas, bajar los niveles de glucosa en la sangre y ayuda a regular problemas intestinales y de estreñimiento.  
 


 

 Yuca: Es una de las más ricas del mundo por su alto contenido de proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales, ácidos y carbohidratos. Contiene cantidades extraordinarias de hierro, así como la vitamina C necesaria para que su cuerpo absorba este nutriente, es una fuente excelente de magnesio, el cual hace falta para proteger los huesos, el corazón y las arterias, y también para controlar la presión arterial. Reduce la duración y la intensidad de los resfriados, así como de otras infecciones virales  
 Plátano: vegetal que contiene altos niveles de potasio, vitamina C y vitamina B6, sustancias todas ellas cardiosaludables, Ayuda a aumentar el rendimiento, la recuperación y la respuesta muscular especialmente en el caso de los atletas. Favorece la función renal y previene la retención de líquidos, calma al sistema nervioso, previene la debilidad y el raquitismo.

 
 Alcachofas: La alcachofa se usa principalmente para los trastornos digestivos, especialmente los ligados al hígado y a la vejiga, incluidas la indigestión, el estreñimiento y la intolerancia a la comida grasosa. También es útil para tratar náuseas, distensión abdominal y flatulencia. Los flavonoides, apoyados por los ácidos y las sales de potasio, actúan también como diuréticos, aliviando los trastornos renales.  
 Ají: Tiene diferentes variantes, con un sabor dulce, y sobre todo, con un sabor picante (caliente)  Su acción farmacológica: antiséptica, contiene una gran cantidad de vitamina C y de betacaroteno, regula la circulación de la sangre, fortalece el corazón, las arterias y los nervios, elimina dolores y abscesos, es un excelente remedio contra el alcoholismo.  El consumo de este alimento incrementa la circulación periférica y disminuye los valores de presión arterial, es rico en cantidades de vitamina C y A, y contiene bioflavonoides, que son necesarios para el correcto crecimiento celular y son contribuyentes de la elasticidad en la parte interior de los vasos sanguíneos.  
 Rábano: Útil en las enfermedades producidas por carencia de vitamina C, que se manifiesta por medio de hemorragias, caída de los dientes y alteraciones en las articulaciones. También para el asmabronquitistoscatarros, enfermedades de las vías respiratorias, hígado, desordenes gástricos, dispepsiacálculos en el riñón, parásitos, urticariaartritis crónicas y obesidad.

 
 Cilantro: En herbología se utilizan los preparados de cilantro por sus propiedades estimulantes, antiespasmódicas y estomacales. Debido a sus propiedades antibactericidas se utiliza para combatir el mal aliento, masticando las hojas. También evita el mal olor de las axilas aplicando el jugo extraído de las partes blandas de la planta sobre ellas  
 Mango: El mango es una fruta pulposa y jugosa que es muy rica en magnesio y en provitaminas A y C. Asimismo, cuenta con altas concentraciones de hidratos de carbono  lo que hace que tenga un valor calórico elevado. La mejor manera de disfrutarlo es comiéndolo al  natural.   
 Banano: Es una fruta tropical que posee una excelente combinación de energía, minerales y vitaminas que la convierten en un alimento indispensable en cualquier dieta, incluidas las de diabetes y adelgazamiento, siendo el complemento perfecto para personas con gran actividad física, como niños y deportistas.  
 Manzana: Es la reina de las frutas, es un 85% agua, por lo que resulta ser muy refrescante e hidratante. Sus azúcares, están compuestos en mayor parte de fructosa (azúcar de la fruta). Es Antidiarreica, laxante, diurética, depurativa, hipolipemiante, colerética, tonificante del sistema nervioso, alcalinizante, mineralizante, antioxidante, hipotensora, reductora de ácido úrico, desintoxicante, anticancerígena.

 
 Mandarina: El fruto de la mandarina posee grandes cantidades de vitamina C, vitamina B, ácido cítrico, azúcar reductora y caroteno. Su piel tiene aceite volátil y glucósido y sus semillas, aceites grasos, proteínas y sustancias amargas. Gracias a sus cualidades como antioxidante es fundamental en el cuidado y prevención de enfermedades degenerativas, también Tiene propiedades broncodilatadoras y antiflamatorias adecuada en el tratamiento de úlceras, ayuda el intestino y la digestión  
 Naranja: Rica en vitamina C, beta-caroteno y bioflavonoides: lo que convierte esta fruta en un alimento muy recomendado para la prevención del cáncer. Contiene pequeñas cantidades de las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6 y E.  Bueno para los dolores de garganta y encías doloridas, así como para prevenir o combatir resfriados. Excelente contra los problemas circulatorios y las venas varicosas al tener componentes que fortalecen los vasos sanguíneos.

 
 Ciruela: Es una fruta de verano con propiedades laxantes, Son muy útiles para el sistema digestivo, ya que aportan fibra y sorbitol, por lo cual es usada para tratar problemas de estreñimiento. También contienen vitaminas y minerales que nos sirven para fortalecer el organismo. Abundante Vitamina C, por lo cual sirve como antioxidante natural

 
 Piña: de color amarillo, firme y muy jugosa de un sabor agridulce delicioso. Es una fruta muy rica en hidratos de carbono de absorción lenta, posee contenido de proteínas vegetales y es abundante en potasio, yodo y vitaminas A, B y C. Contiene un 85% de agua, hidratos de carbono y fibra, y provee grandes beneficios nutricionales importantes para nuestra salud.

 
 Limón: Ocupa el primer lugar dentro los frutos curativos, preventivos y de aporte vitamínico, transformándolo en un gran eliminador de toxinas y un poderoso bactericida. Posee vitamina C en abundancia que refuerza las defensas del organismo para evitar enfermedades, sobre todo de las vías respiratorias que van desde un simple catarro, ronquera, amigdalitis, hasta pulmonías, bronquitis, congestiones, gripe, pleuresías, asma.

 
 Papaya: Es muy apreciada por sus propiedades nutritivas y su delicado sabor. Ideal para regímenes, por contener vitaminas B1, B2 y Niacina o B3, todas del Complejo B, que regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo; fortifican el músculo cardíaco; protegen la piel y el cabello y son esenciales para el crecimiento. Contiene también vitaminas A y C, es rica en minerales como Calcio, Fósforo, Magnesio, Hierro, Azufre, Silicio, Sodio y Potasio.

 
 Maracuyá: Llamada también fruta de la pasión, es originaria de la Amazonía,  cultivada en países tropicales y subtropicales. El maracuyá contiene minerales como el calcio, fósforo e hierro, vitaminas como la vitamina A y C. Su punto más destacado son los flavonoides contenidos en sus hojas y tallos que actúan como sedantes y antioxidantes. Los principales beneficios del maracuyá se obtienen con las infusiones de sus hojas y tallos.  
 Uva: Es una fruta con excelentes propiedades laxantes, depurativas, diuréticas, antitumorales y cardiosaludables. La uva es un potente depurador intestinal, Es rica en potasio, el cual controla el equilibrio de los líquidos en el organismo y sus niveles bajos de sodio. Tiene cantidades considerables de vitamina B, que interviene en el metabolismo de las grasas y los hidratos de carbono, es muy rica en azúcares naturales, lo que la convierte en una fuente de energía natural  
 Coco: Es un fruto exótico cuyos beneficios y propiedades pueden convertirle en una fruta saludable.  Tiene propiedades suavizantes. Razón por la cual se suela usar como ingrediente en bronceadores, champús, jabones, acondicionadores, bálsamos labiales.  Contiene vitaminas y sales minerales y previene los trastornos gastrointestinales.   La leche de coco es muy diurética e ideal para combatir la retención de líquidos. Tiene un alto contenido en fibra que ayuda con los problemas de estreñimiento.  La pulpa es rica en magnesio, calcio y fósforo y fortifica las uñas, el cabello y los dientes. Además, es muy bueno para prevenir las manchas cutáneas.

 
 Frambuesa: es una fruta  baja en calorías, contienen alto porcentaje de fibras, poseen propiedades antioxidantes, las cuales reducen los efectos secundarios del metabolismo que pueden desembocar en cáncer, enfermedades cardiovasculares, artritis y otras relacionadas con la vejez, contienen vitamina C y no contienen colesterol ni sodio

 
 Durazno: Es un fruto repleto de nutrientes vitales para el buen funcionamiento del organismo. Su aporte de vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes lo hacen uno de los alimentos más saludables.  
 Kiwi: Se destaca por su elevado contenido en vitamina C y E. El kiwi es rico en fibra soluble, contribuye a la buena digestión y mejora el tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento; eleva las defensas del organismo y mejora el sistema inmunológico; es útil en la prevención de enfermedades cardiovasculares, enfermedades musculares degenerativas, enfermedades de los ojos, entre otras  
 Fresas: posee gran cantidad de vitamina C, el 85% de su composición es agua también contienen vitamina A y E y en menores cantidades las vitaminas  B1, B2, B3 y B6. La  vitamina C que contiene es  una sustancia antioxidante que, además, protege al cuerpo fortaleciendo el sistema inmune. Sus ácidos orgánicos poseen efectos desinfectantes y antiinflamatorios.

 
 Guayaba: es abundante en vitamina C, también es rica en vitaminas A, B, además tiene beneficios nutritivos ya que su pulpa es considerada ácida beneficiando a bajar los niveles de colesterol "malo”.

 
 Cerezas: Las cerezas son ricas en antioxidantes, ayudan a reducir el riesgo de cáncer, problemas inflamatorios y enfermedades del corazón. Son bajas en grasa, calorías y tienen un alto contenido de agua.

 
 Mora:  Tiene un alto contenido de antocianinos y carotenoides, que son antioxidantes, los cuales neutralizan la acción de los radicales libres que son nocivos para el organismo, con lo cual se producen efectos antiinflamatorios y acción antibacteriana, posee un alto contenido de vitamina C y contiene altas cantidades de fibra.

 
 Pera: una fruta rica en vitamina C, al igual que de ácido fólico, vitamina B y vitamina E que le aporta al organismo, el correcto funcionamiento de diferentes órganos del cuerpo. Además contiene pectina en su piel, que es uno de los mejores depurativos que existe en el organismo. Por otro lado, también contiene levulosa, que la convierte en una de las frutas mejor toleradas por los diabéticos, ya que controla los niveles de azúcar en sangre.  
 Melón: Este fruto nos aporta muchas vitaminas, hidrata el cuerpo y tiene un sabor dulce muy refrescante que lo hace ideal para días cálidos, si está compuesto en un 90% por agua y aporta muy pocas calorías.  Esta fruta es tan efectiva desintoxicando el organismo. Desayunando melón durante una semana, se puede limpiar el cuerpo, mejorar la apariencia y la salud de la piel y disminuir los nervios.

 
 Melocotón: Este fruto es una pulpa carnosa y jugosa recubierta de una piel aterciopelada y suave. A nivel digestivo el melocotón es estimulante de las funciones gástricas del organismo, sus ácidos actúan complementariamente con los generados por el tubo digestivo, lo cual convierte a este fruto en un excelente laxante y depurativo .
Uchuva: se le considera una fruta exótica, semiácida, redonda, amarilla, dulce y pequeña y viene envuelta en una cáscara protectora. Se puede consumir sola, en postres, en jugo, vino, en almíbar y con otras frutas dulces.  La uchuva purifica la sangre, tonifica el nervio óptico y es eficaz en el tratamiento de cataratas y afecciones de la boca y garganta. Además, elimina la albúmina de los riñones y se recomienda para destruir tricocéfalos, parásitos intestinales y amibas
 
 Lulo: Su alto contenido de hierro le confiere propiedades diuréticas y tonificantes para el organismo. Por ser una fuente importante de fósforo y vitamina A, colabora en la formación de cabello, uñas, y huesos fuertes. El ácido que contiene puede disminuir en forma discreta los niveles altos de colesterol malo. Tomar jugo de lulo es una excelente opción si quiere eliminar las toxinas presentes en su organismo. Además, esta fruta facilita la eliminación del ácido úrico y es rica en Vitamina C.

 

Uchuva: Es una fruta semiácida, redonda, amarilla, dulce, pequeña y viene envuelta en una cáscara protectora, se le considera una fruta exótica. Es excelente fuente de provitamina A, también es rica en vitamina C, posee algunas del complejo vitamínico B y además contiene proteína y fósforo.

 

La uchuva purifica la sangre, tonifica el nervio óptico y es eficaz en el tratamiento de cataratas y afecciones de la boca y garganta. Además, elimina la albúmina de los riñones y se recomienda para destruir tricocéfalos, parásitos intestinales y amibas.